Grave denuncia contra patovicas de un boliche merlino
Grave denuncia contra patovicas de un boliche merlino
violencia

Grave denuncia contra patovicas de un boliche merlino

Ocurrió este fin de semana en un local bailable ubicado en la rotonda de ingreso a la localidad. A los golpes, empujones y arrastrando, el personal de seguridad sacó del lugar a un joven, a su madre y padre. La denuncia ya fue radicada.
13/05/2019
M

aría Luz, su esposo, su hijo, hija y yerno habían ido a pasar un buen rato al boliche Edén, a donde fueron a colaborar junto a otras familias con los chicos de la escuela del Rincón, que están juntando fondos. La noche del sábado terminó muy mal para esta familia merlina, que injustificadamente sufrió la agresión del personal de seguridad del lugar.

Luz (50), quien hizo pública su indignación a través de las redes sociales relatando lo ocurrido, contó a El Corredor Noticias que el episodio tuvo lugar cuando ella y su marido notaron que tres hombres, que se identificaron como empleados del local, increparon a su hijo de 22 años, que se encontraba sentado cerca del escenario. Al ver el forcejeo, ella y su marido se dirigieron hasta donde estaba su hijo para ver qué sucedía. Los patovicas argumentaron que el chico había sido señalado responsable de generar disturbios, y trataban de sacarlo a la fuerza del boliche.

La situación se puso aún más tensa y violenta cuando al tratar de explicarles que se trataba de un error, de que habían ido todos en familia, y que no era él la persona que buscaban, los padres del joven también sufrieron el brutal ataque de los de seguridad, que a los golpes, empujones y arrastrando a la mujer por el suelo, fueron expulsados de las instalaciones local nocturno por una puerta lateral, sin entender lo que sucedía, sin ninguna explicación que al menos respondiera por qué semejante accionar.

La noche para esta familia terminó en la Subcomisaría 42º, donde fue radicada la denuncia por “Lesiones” y en el hospital, con revisaciones médicas y estudios.

Tras el episodio de violencia, su hija, que quedó en el lugar, fue a exigir que alguien explique qué pasó, le dijeron que había sido una equivocación.

Bronca, indignación, miedo y necesidad de contar lo que les sucedió es lo que siente Luz, la comerciante del Rincón del Este, que había ido a colaborar con los chicos de escuela de su barrio. “No nos merecemos como sociedad merlina este tipo de agresiones”, manifestó a El Corredor Noticias.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    67%
    8 votos
  • No Me Gusta
    25%
    3 votos
  • Me es indiferente
    8%
    1 voto
Dejar un comentario
Seguinos en Facebook
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento