Del mármol al oro
Campeón Mundial

Del mármol al oro

La vida de un campeón, cómo Alfredo Martín Rojas llegó de La Toma a ser Campeón Mundial de Powerlifting en Las Vegas.
29/11/2019
A

lfredo Martín Rojas de La Toma, es un joven que comenzó a entrenar como dice “con los fierres” simplemente por una cuestión de hacer algo, por cuestión de estética y nunca imaginó hasta donde llegaría.

En el 2012 comenzó a entrenar en un gimnasio y descubrió que le encantaba la actividad física, y así empezó con constancia a prepararse para competir en Power Lifting que consiste en tres ejercicios: sentadillas, banco y despegue.

En 2013 llega a Santa Rosa, La Pampa para participar de su primer torneo. Desembarca en Córdoba saliendo allí, subcampeón argentino y en el año 2014 participa en el Mundial de Puerto Iguazú. Logra salir por primera vez campeón argentino en Bariloche.

En 2015 se consagró campeón argentino nuevamente, esta vez en Buenos Aires, clasificando de esa manera al Mundial que se desarrollaría en Las Vegas. Pero, lamentablemente, por razones económicas no pudo participar. El trabajo duro siguió dándole frutos y en un torneo en Córdoba, se proclamó campeón sudamericano.

Cuando inicia el 2016 entrena con constancia y dedicación con el objetivo de volver a ser campeón nacional, y lo logra, clasificando esta vez al Mundial de Serbia. Alfredo es un joven que tiene una marmolería y por su situación financiera no llegaba a comprar los pasajes, pero un amigo confiando en su talento, lo ayudó a comprarlos y así llegó a participar del tan ansiado mundial, su sueño.

En Serbia quedó en quinto lugar, pero con la importancia de haber participado y ganado experiencia.

En 2017 se vuelve a coronar campeón nacional, clasificando al Mundial que se realizó en República Checa y donde obtuvo un segundo puesto, subcampeón del mundo. Se le escapó ante un búlgaro por nada más que 2 kilos y medio.

En 2018 logra consagrarse en Carlos Paz campeón sudamericano nuevamente y campeón nacional en La Plata, obteniendo un récord en sentadilla de 332 kilos y medio y de despegue de 330 kilos en peso muerto, además logró el récord total de categoría con 832 kilos y medio entre sentadilla, banco y despegue. De esa manera clasificó para el Mundial que se realizaría en Hungría. Trabajó muy duro, pero su negocio estaba pasando por un mal momento y no logró asistir al tan ansiado mundial.

Tanto le dolió no llegar al mundial que en 2019, comenzó a ahorrar desde el inicio del año para poder asistir al mundial que tuvo lugar en Las Vegas. Como para poder clasificar al mundial hay que ser campeón nacional, se presentó a competir en Merlo, Buenos Aires, donde logró otro récord, 337 kg y medio en despegue y otra clasificación a un mundial.

Esta vez no se quedó con las ganas, viajó acompañado por uno de sus hermanos y logró nada más y nada menos que cuatro medallas de oro, además de algunos récords a nivel mundial.

En diálogo con El Corredor Noticias, Alfredo, campeón en dos categorías, Open y Sub Master, manifestó: “Fue sin dudas mi mejor presentación, con mis mejores resultados”.

Ante la inevitable pregunta de qué sintió a la hora de convertirse en campeón mundial, Alfredo contestó, con lágrimas en los ojos: “Emoción, profunda emoción”. Además, recordó a su familia, a los alumnos que lo acompañan día a día en sus entrenamientos, a los habitantes de su amado pueblo, a su querida provincia y por supuesto a su querida Argentina.

Y así, como él dedicó su pensamiento a su pueblo, La Toma le devolvió con un gran recibimiento, cálido y emotivo, con aplausos, con gritos de alegría. El pueblo le regaló las energías para seguir adelante, representando como lo hace diariamente.

 

 

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    100%
    4 votos
  • No Me Gusta
    0%
    0 votos
  • Me es indiferente
    0%
    0 votos
Dejar un comentario
Seguinos en Facebook
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento