Los ataques de jauría de perros no cesan en Merlo
Los ataques de jauría de perros no cesan en Merlo.
Preocupación

Los ataques de jauría de perros no cesan en Merlo

Productores de la región denunciaron que en las últimas horas atacaron vacunos en campos de Cañada Negra. Murieron más de 30 animales.
01/09/2020
L

os productores de la región siguen denunciando una problemática que se acrecienta con el correr de los días. Los perros cimarrones continúan acechando y depredando a animales vacunos y otros de granja en campos de Villa de Merlo.

Sebastián Ontiveros, es un trabajador rural que tiene algunas hectáreas entre Cañada la Negra y Piedra Blanca Abajo, en el límite con la provincia de Córdoba, y es uno de los productores que habitualmente, cuando recorre su campo, halla a alguno de sus animales malherido e, incluso, muerto.

El productor le contó a El Corredor Noticias que en los últimos meses sufrió la pérdida de seis de sus vacunos, entre terneros y vacas.

Dijo que desde hace años se registran los ataques de las jaurías pero que éstos se producían de manera aislada. En los últimos meses la situación cambió, los episodios se repiten con mucha más frecuencia en el radio que comprende terrenos ubicados entre la Ruta 5 y Cruz de Caña, en Traslasierra, donde ocurrió uno de los últimos ataques, esta vez a un caballo que fue atado a un poste y a los pocos minutos fue encontrado muerto a causa del feroz ataque de los perros salvajes.

Para tratar de salvar el ganado, Ontiveros explicó que se organizaron con los productores de la región para montar guardias nocturnas.

 

Tenencia responsable

Consultada por estos casos, la jefa del área de Zoonosis del Municipio de Villa de Merlo Celeste Gutiérrez, dijo que, tras recibir reiteradas denuncias, se inició el trabajo de campo para crear un registro de perros que habitan en esa zona y se intimó también a algunos vecinos para que mantengan sus mascotas dentro del perímetro de sus viviendas.

Consecuencia de la irresponsabilidad

El problema tiene como punto de partida el antiguo vertedero municipal. Alguna vez estos animales fueron domesticados y luego abandonados a suerte. Con el pasar de los años, estos canes se reprodujeron y adquirieron un comportamiento salvaje.

Estos canes suelen andar solos de día y forman jaurías para cazar de noche, aprovechando la oportunidad con animales solitarios que son presa fácil a los cuales embisten, les arrancan los rabos, orejas a mordiscones y luego los dejan en el suelo, desangrándose hasta la muerte.

Galería de noticia
Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    50%
    3 votos
  • No Me Gusta
    50%
    3 votos
  • Me es indiferente
    0%
    0 votos
Dejar un comentario
Seguinos en Facebook
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento