El abrazo olvidado (un relato de cuarentena)
relatos

El abrazo olvidado (un relato de cuarentena)

Les compartimos un nuevo relato de Daniel Velázquez.
13/09/2020
&

nbsp;

Era de noche y la luna brillaba como pocas veces en aquel otoño recién nacido, el salón estaba vestido con sus mejores galas, miles de sonrisas encadenadas se confabulaban para armar una atmósfera especial llena de sensaciones, la música caía a borbotones por los parlantes mientras las luces cambiaban colores y climas en distintas direcciones al ritmo de las emociones, las parejas bailaban en graciosa desarmonía y las chicas lucían su belleza encendiendo la eterna ilusión del romance. Y ahí estábamos nosotros, mi amor y yo, un curioso amor que nació como todos esos amores que nacen en forma sorpresiva, incontrolables, como pretender frenar un rió crecido y aquella luz potente nos atrapó en un interminable concierto de miradas, éramos solos...vos y yo bailando lento, meciéndonos con la música, como si no hubiera nadie más en el lugar, y esa música tan suave y lenta que dibujaba nuestras sombras abrazadas en la pared, éramos solo vos y yo y el resto del mundo tan lejano y chiquito...Hasta que de pronto como si todo hubiera sido un precioso sueño que yo me había inventado la música se detuvo, las luces se apagaron , ingenuamente creímos que tan solo sería  un momento..pero como esas tormentas que uno ve en el horizonte que tardan en llegar pero cuando lo hacen desatan toda su furia, una densa nube de afiebrada demencia y sinrazón cargada de miedo y muerte reinó en el lugar, las luces se apagaron y la música se calló para siempre, el silencio y el tiempo se robaron las sonrisas,  en las calles solo se ven siluetas con la cara y las emociones escondidas, solo ojos miedosos y desconfiados...Y que quedó de nuestro amor ? adonde está ? en que canción quedó escondido ?....Sin embargo nuestro amor sobrevivió fundido en un abrazo tan fuerte, tan profundo, tan prohibido, como si no hubiera un mañana, como si fuera la última vez en la tierra, tanto que se transformó en una foto, una foto que resiste al viento, al frío, al olvido, una foto en donde estamos vivos pegados sobre la puerta de aquel salón, ya cerrado de añeja agonía, una foto como única compañía en la esperanza que algún día te pueda volver a abrazar y mecerme al calor de tu piel y a la música de tu voz. Ojalá que pronto suceda antes que nuestra foto de desvanezca para siempre...

LICENCIA DEL AUTOR: Este relato no es más que un pedido de auxilio de quien esto escribe, ante la urgente necesidad de recuperar los abrazos que nos han quitado.

ABRAZO DE TREN...DANIEL VELAZQUEZ.

mail: [email protected]

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    100%
    27 votos
  • No Me Gusta
    0%
    0 votos
  • Me es indiferente
    0%
    0 votos
Dejar un comentario
Seguinos en Facebook
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento