Villa de Merlo

"A Matías lo mataron": marcha, reclamo y disturbios frente a la comisaría

La sociedad merlina salió a la calle para reclamar por la muerte del joven de 27 años. La abogada de la familia de la víctima declaró que hubo "irregularidades" en la investigación.
09/11/2021
U

na marea de gente copó esta tarde la plaza de Villa de Merlo. La sociedad no sale de su consternación, de la tristeza y del sentimiento de injusticia, que se agranda con el paso de las horas. No hay registros en la historia más reciente de la villa una marcha de tal magnitud, al menos no en 30 años. Tal vez fue porque la gente se cansó de los atropellos de las autoridades y de la "justicia" para unos pocos. 

Ese fue el reclamo central y lo que provocó este lunes la ira de varios de los manifestantes frente a la comisaría 42°, donde se trasladó la movilización que inundó las calles de Merlo con fotos de Matías Padilla y leyendas que rezaban "No fue un accidente, a Matías lo mataron". 

 

 

La marcha para pedir justicia por la muerte del joven que fue atropellado por una camioneta cuando estaba próximo a llegar a su hogar, fue convocada por la asociación civil Conciencia Colectiva y se adhirieron otras organizaciones y cientos de personas autoconvocadas. Exigieron que el caso no quede impune y cárcel para los responsables.

La acompañaron de manera pacífica familiares y la abogada patrocinante, Ángela Tapia. Se pudo ver a una quebrada Rosa (abuela de Matías) que no resistió y se retiró acompañada del lugar en medio de un llanto desgarrador.  

Su hermano, Sergio Sterpin, prestó declaración ante las autoridades policiales. Al mismo tiempo, en cercanías del lugar, algunos de los manifestantes extremaron las acciones con corte de ruta y quema de neumáticos en la intersección con calle El Ceibo.

 

 

Luego la situación se fue poniendo tensa. Un grupo reducido de personas inició fuego frente a la sede policial que lleva adelante las actuaciones y donde en ese momento se encontraba parte de la familia del joven fallecido y la abogada que recién podía tener acceso al expediente.

En declaraciones a la prensa y mientras se gestaba la batalla campal que devino después, Tapia manifestó que encontró "irregularidades" en torno a la investigación, aunque no dio más detalles. 

En ese interín, las piedras y demás objetos contundentes ya volaban e impactaban sobre los techos, las ventanas, las paredes; en cada rincón de la comisaría. Hubo una segunda comunicación de la abogada con los medios e hizo público su pedido para que se hiciera presente la jueza subrogante o algún secretario a modo de evitar que continuara generalizándose la violencia. Por supuesto, nadie llegó. Minutos después, Sergio tuvo un pico de presión alta que hizo que tuviera que acudir a la guardia del hospital.

Ya entrado el atardecer, policías escudados y armados con escopetas de balas de goma comenzaron a formarse en el patio interno de la Comisaría. 

 

 

Pasadas las 23 horas, tras un constante ataque a pedradas e intento de quema del destacamento, la policia montó un operativo con distintas fuerzas de la regional III, entre ellos GADUR, para disipar a los manifestantes que quedaban.

Las últimas horas del lunes dejaron como saldo a un camarógrafo que sufrió en su brazo derecho el rebote del impacto de un proyectil, un periodista violentado, tres jóvenes detenidos y una comisaría con importantes daños materiales.

 

 

 

 

 

 

Galería de noticia
Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    67%
    6 votos
  • No Me Gusta
    22%
    2 votos
  • Me es indiferente
    11%
    1 voto
Dejar un comentario