jueves 1 de diciembre de 2022
15.8ºc Merlo, San Luis

La gran batalla

Entre tweets y cartas documento, largó la campaña 2023

A pesar de que el país está desde el jueves conmocionado por el atentado contra la vicepresidenta de la Nación, días antes los dirigentes de Junín tenían otras preocupaciones con miras a las elecciones del año próximo.
domingo 04 de septiembre de 2022
Entre tweets y cartas documento, largó la campaña 2023

No será una elección normal, como ya se sabe. El contexto tendrá mucho de nacional pero aún más de provincial porque Alberto Rodríguez Saá no puede ser reelecto y las últimas elecciones fueron ganadas por el principal competidor opositor, Claudio Poggi. En la Villa de Merlo, Juan Álvarez aseguró varias veces que irá por la reelección y todo parece indicar que sería en un único frente antiperonista.

En las últimas semanas corrió un rumor importante: el candidato oficialista podría ser el mismo Adolfo Rodríguez Saá, ex gobernador y hermano del actual Mandatario. Este “runrún” de pasillo no tiene consenso ni en el oficialismo ni en la oposición, dirigentes de ambos sectores sospechan que solo se trata de un nombre “para confundir” y que no se hable de quien encabezará realmente la boleta. El gobernador en la semana aseguró que tiene “plan A, B, C y D” para la gobernación.
La real preocupación en las cabezas opositoras de Junín se dio por la vicegobernación, que se sigue creyendo podría ser para Gloria Petrino. En el radicalismo y el poggismo ven con mejores ojos que la presidenta del bloque Fuerza San Luis en Diputados sea candidata a nivel provincial antes que en el departamento Junín. Aseguran que, si esto último sucediera, las posibilidades de que el Senador de Junín siga siendo opositor se reducirían.

Lo más reciente y con intervención real de la protagonista fue la carta documento enviada por Sol Uría al Intendente de Merlo. La referente albertista hizo uso de sus redes para atacar al Jefe Comunal en lo que más de una persona cercana al oficialismo consideró como su lanzamiento a la elección merlina. De este modo, a quien se consideraba una candidata secundaria pasaría a la “pole position” por asumir frente a la Plaza Sobremonte. Hace semanas que en la UCR se ilusionaban con una candidatura de Uría, ya que creen que el nivel de conocimiento e imagen negativa que tiene (según propias encuestas radicales) serían ideales para que Álvarez sea reelecto.

También, este viernes los referentes del Frente Nuevo en Merlo compartieron un acto en repudio al intento de asesinato contra Cristina Kirchner con referentes albertistas como Ricky Chaves (director de PAMI Merlo y ex Diputado). Los movimientos de Chaves podrían leerse también en clave 2023 y un lanzamiento a alguna candidatura. La duda aquí pasa por si apuntaría a la intendencia o volver a ser concejal.

Otro dirigente que es analizado como posible candidato es Mariano Stinga, del Socialismo dentro del gobierno provincial. Sus movimientos son catalogados como “de hormiga” y existe mucha incertidumbre sobre qué intentará conseguir para el año próximo. Stinga fue el candidato a intendente albertista en 2019 aunque en 2021 no ocupó lugares en las listas.

En el radicalismo se ven cada vez más esperanzados por un acuerdo con Claudio Poggi. A pesar de que la UCR recién tendrá elecciones internas a finales de octubre, por debajo de la mesa ya se habla de un posible acuerdo similar al de 2019. En esta línea, también se introduce la foto que Juan Manuel Rigau, intendente de El Trapiche y cercano políticamente a Álvarez Pinto, subió la semana pasada. En la imagen se lo veía a Rigau con Poggi a la salida del Tedeum por el 25 de agosto.

Cuando Juan Álvarez ganó la intendencia el radicalismo tuvo, además del cargo principal, los primeros dos concejales de la lista: en tercer lugar estaba Patricia Morandé, en representación de Avanzar. Además, ese año las cinco senadurías que se disputaban las dispuso Claudio Poggi con personas de su confianza.

Se especula que la fórmula implicaría a Poggi en la gobernación (con vicegobernador a definir), los senadores para Avanzar (aunque hay voces disconformes con este punto) y las intendencias en manos de la UCR. De ese modo, seguirían siendo disputadas por candidatos del centenario partido, mientras que donde el poggismo gobierna o es más fuerte pondría al candidato a Intendente.

Algunos referentes del PJ hicieron circular el rumor, aunque sin dar más información, de que difundirán información muy sensible sobre el manejo de los medios oficiales merlinos. Aparentemente, habría un conflicto de intereses entre un integrante del grupo de confianza del intendente y estos medios creados en su gestión.

El otro partido que conforma este gran frente opositor es el PRO, y la última semana estuvo en boca de todos porque en una reunión del partido amarillo estuvieron juntos Santiago Trobo y Carlos Almena. Tanto el secretario de Turismo como el concejal siempre ratificaron su pertenencia al espacio pero en 2019 y 2021 apostaron a frentes distintos. Esta nueva unión podría ser otro de los puntos de coincidencia entre la UCR y Avanzar.

Por último, aún no existen rumores de terceras vías electorales pero todo hace suponer que no existirá un partido “por fuera de la grieta”, con reales posibilidades de acceder a un cargo. La polarización se incrementará en 2023 y cualquiera que quede fuera de ella correrá con muchas menos posibilidades.

Te puede interesar
Últimas noticias