jueves 13 de junio de 2024
16.4ºc Merlo, San Luis

San luis

Se detectó un caso de triquinosis en Las Barrancas

Aparecieron dos jabalíes infectados en un campo al sur del departamento Pueyrredón, aunque la dirección de Fiscalización y Control del ministerio de Desarrollo Productivo llevó tranquilidad ya que no encontró un criadero de porcinos, por lo que no hay riesgo de contaminación para otros animales. Rápidamente se avisó a Senasa y se cumplió con el protocolo sanitario.
jueves 16 de mayo de 2024
Se detectó un caso de triquinosis en Las Barrancas

Gracias al trabajo del Laboratorio del Campo, que depende del ministerio de Desarrollo Productivo, se pudo detectar un caso de triquinosis en un campo ubicado en Las Barrancas, en el departamento Pueyrredón. Inmediatamente viajó personal de la dirección de Control Sanitario y Fiscal (Cosafi) para constatar las condiciones de cría porcina y aplicar el protocolo correspondiente para evitar la propagación de la enfermedad.

La enfermedad se encontró en dos chanchos jabalíes, a través de una muestra tomada del diafragma del animal, donde se observaron “formas compatibles con larvas de ‘Trichinella Spiralis’”, según indica el informe emitido por el Laboratorio del Campo.

Inmediatamente se activaron los protocolos correspondientes, se dio aviso al personal del ministerio de Salud y al Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), cumpliendo con el rol que le cabe al Ministerio. “Personal de la dirección de Fiscalización y Control se dirigió al establecimiento y contactó al productor que llevó la muestra. También observó la realidad del lugar y constató que no tiene criadero de ningún tipo de porcinos. Entonces no hay riesgo de contaminación para otros animales”, remarcó Daniel Boiero, director de Fiscalización y Control del ministerio de Desarrollo Productivo.

Al tratarse de una patología cuya denuncia es obligatoria, hay que informar automáticamente del caso también al remitente de la muestra, al Senasa y al Cosafi, con el fin de determinar el origen del animal y limitar la influencia que puede tener el caso. Por su carácter zoonótico, la triquinosis en una enfermedad que se transmite de los animales a las personas por intermedio del consumo de carne de cerdo infectada. Por eso es fundamental realizar el análisis previo a la ingesta de todos los productos, ya sea carne fresca, salazones, chacinados o ahumados.

La triquinosis es una enfermedad parasitaria, que genera pequeños quistes que se alojan en el tejido muscular del animal. Al ser consumido por otro animal, éste tiene probabilidades de enfermarse. En el caso del cerdo, se enferma generalmente al consumir roedores infectados que mueren en el campo de la misma enfermedad, por eso aconsejan no dejarlos alimentarse cerca de los basurales.

La triquinosis, una vez alojada en el humano, se torna crónica e incurable. Se presenta con cuadros de fiebre, dolores musculares, mareos, dolor de cabeza y edema de párpados, entre los principales síntomas. Las personas, al consumir carne de cerdo que no ha sido cocida (salamines, bondiolas, jamón crudo, salazones en general), tienen muchas posibilidades de enfermarse. Por eso hay que consumir fiambres que provengan de establecimientos controlados por Senasa y además, cocinar bien la carne de cerdo, ya que así se muere el parásito.

Cómo diagnosticar la triquinosis

Para poder establecer con precisión un caso es necesario que la muestra que toma el productor y lleva al Laboratorio sea del músculo esquelético del cerdo, algo que solo puede conseguirse con el animal faenado. Por lo tanto, se dice que el diagnóstico es post-mortem. El Laboratorio del Campo, que tiene su sede sobre la autopista de las Serranías Puntanas, en el kilómetro 797,3, tiene toda la tecnología para la detección y también oficinas alternativas en Villa Mercedes, La Punilla y La Toma.

Te puede interesar
Últimas noticias