Qué pasó el 17 de octubre de 1945 y por qué se celebra el Día de la Lealtad peronista
Día de la Lealtad Peronista.
Por Miriam Romero Noiray

Qué pasó el 17 de octubre de 1945 y por qué se celebra el Día de la Lealtad peronista

Se cumple el aniversario 75° de la mítica movilización movilización obrera y sindical a favor del entonces coronel y secretario de Trabajo Juan Domingo Perón.
17/10/2020
E

l 17 de octubre de 1945 una multitud de trabajadores abandonaban sus trabajos y se movilizaban a la Plaza de Mayo para reclamar la liberación del Coronel Perón.

¿por qué? Los sindicalistas propusieron a los militares crear una Secretaría de Trabajo, fortalecer la CGT y sancionar una serie de leyes laborales que aceptaran los reclamos históricos del movimiento obrero argentino.

De este modo, y en el marco de la alianza entre sindicalistas y militares, el gobierno militar designó el 2 de diciembre de 1943 a Perón como Director del Departamento de Trabajo, un cargo aparentemente sin valor pero que un mes después, se eleva a la jerarquía de Secretaría de Trabajo.

Desde allí y con el apoyo de los sindicatos, se crearon los tribunales de trabajo; se sancionó el Decreto que indemnizaba por despido a todos los trabajadores; más de dos millones de personas fueron beneficiados con la jubilación; se sancionó el Estatuto del Peón de Campo y el Estatuto del Periodista; se creó el Hospital Policlínico para trabajadores ferroviarios; se prohibieron las agencias privadas de colocaciones; se crearon escuelas técnicas dirigidas a obreros; en 1944 se firmaron 123 convenios colectivos que alcanzaban a más de 1 400 000 obreros y empleados y en 1945 otros 347 para 2.186.868 trabajadores.

Adicionalmente Perón logró derogar el decreto-ley que reglamentaba los sindicatos sancionado en los primeros días del gobierno militar.

De este modo, los sindicatos comenzaron un período de gran crecimiento, y a afiliar masivamente a los nuevos trabajadores, los que estaban migrando masivamente a la ciudad desde el interior del país, los llamados “cabecitas negras” por las clases medias y altas.

Los sectores conservadores políticos, económicos y militares, con el apoyo del embajador de Estados Unidos, Spruille Braden comenzaron a oponerse a la alianza entre sindicatos y el grupo de jóvenes militares encabezados por Perón.

El 8 de octubre de 1945, un enfrentamiento entre Perón y el general Eduardo Ávalos, jefe de de Campo de Mayo fue dirimido mediante votación de los oficiales superiores que decide exigir la renuncia de Perón, que en esos momentos ejercía simultáneamente los cargos de vicepresidente de la nación, secretario de Guerra y secretario de Trabajo y Previsión, por lo cual al día siguiente Perón renunció a todos sus cargos.

Pero su poder era tal que consideraron que el único modo de frenarlo era deteniéndolo, fue así que el 12 de octubre el presidente Farrell ordenó su detención y fue llevado a la isla Martín García. Posteriormente, el día 17, alegando problemas de salud, consiguió que lo trasladasen al Hospital Militar.

En la madrugada del día 17 comenzó una movilización de los trabajadores de La Boca, Barracas, Parque Patricios y de la zona oeste del gran Buenos Aires.

Fue muy importante el número de trabajadores que salió de Berisso, donde había importantes frigoríficos, en la que estuvo muy activo a favor de la movilización el dirigente gremial Cipriano Reyes.

Los obreros no ingresaban a trabajar en las fábricas y talleres e iban recorriendo los establecimientos vecinos incitando a abandonarlos a quienes se encontraban en ellos para luego marchar coreando consignas en favor de Perón por las calles principales hacia el centro de la Capital Federal.

La acción estaba apenas coordinada por algunos dirigentes gremiales que habían estado agitando los días anteriores y la principal fuerza de impulso provenía de esas mismas columnas que mientras marchaban retroalimentaban el movimiento.

Inicialmente la policía levantó los puentes sobre el Riachuelo, paso obligado hacia la Capital para quienes provenían de la zona sur.

Algunos manifestantes cruzaron a nado o en balsas hasta que, más tarde, los puentes fueron bajados.

La policía, claramente favorable a Perón, no obstaculizó la marcha e incluso algunos de sus integrantes intercambiaron expresiones de simpatía con los manifestantes, cuyas consignas nada tenían que ver con el reclamo de la CGT sino que expresaban su apoyo a Perón y la exigencia de su liberación.

El 17 de octubre es considerado como el del nacimiento del  peronismo y como uno de los momentos más importantes de la historia del movimiento obrero argentino.

Llamado Día de la Lealtad Peronista, ya que los obreros apoyaron con su movilización a quien los supo defender laboralmente durante los últimos años.

Por Miriam Romero Noiray - Profesora de Historia.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    100%
    6 votos
  • No Me Gusta
    0%
    0 votos
  • Me es indiferente
    0%
    0 votos
Dejar un comentario
Seguinos en Facebook
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento