A 10 años del fallecimiento de Don Cosme Nievas
homenaje

A 10 años del fallecimiento de Don Cosme Nievas

El recuerdo de un referente político honesto y servicial de Villa Larca. Historia de vida y obra contada por el historiador José Mario Costamagna.
20/11/2020
E

l 20 de noviembre de 2010, era la fecha elegida para la presentación del libro “Cosme Nievas haciendo camino al andar”. Sin embargo, dos hechos hicieron que esta presentación debiera postergarse. Uno fue la demora en la impresión los ejemplares, y otra más importante, tuvo que ver con la salud de don Cosme, que motivó su internación en el hospital de Concarán. Lamentablemente, el destino jugó una mala pasada.

Cosme Antonio Nievas, nació el 27 de septiembre de 1927 en Pozo del Algarrobo, pequeño lugar, ubicado en el Departamento Chacabuco, situado aproximadamente a 15 kilómetros de Villa Larca. Sus padres fueron Juan Antonio Nievas y Filomena Brandana. Como era costumbre en la época fue anotado en el Registro Civil, tiempo después, el 10 de junio de 1928, y en la partida se consignó como lugar de nacimiento, el paraje denominado “Los Puestos”.

Cosme formaba parte de una familia muy numerosa y con una economía bastante precaria, de allí que a partir de los 7 años comienza a trabajar para ayudar a su familia, vendiendo leña, montado en un burro. Cuando tenía 10 años, muere su madre, Cosme se va a vivir a Balcarce, cuidando majadas y alojándose en la casa de Cleofe Lucero, allí conoce a Polo Godoy Rojo, que daba clases en la escuela de Balcarce y que le aconseja que aprendiera el abecedario y las tablas, que le serían importantes para poder desenvolverse en la vida. De esta época, un viejo rival político, pero muy amigo de Cosme, Juan Enrique Ferreyra (encargado del Registro Civil de Villa Larca durante más de 30 años) expresa: “Conocí a Cosme desde muy pequeño, fuimos juntos dos años a la escuela de Balcarce, teniendo la gran satisfacción de ser alumnos de Polo Godoy Rojo. Íbamos a caballo, y teníamos la costumbre de que, al salir de la escuela, nos juntábamos todos los chicos, entre ellos Cosme y su hermano Blas, para jugar al fútbol con una pelota de trapo”.

A partir de los 13 años comienza a trabajar en la estancia de Luis Silveyra, ubicada sobre Ruta 6 y camino de Balcarce. Posteriormente lo hace en el almacén de Benicio Silveyra en Rio Seco, y allí aprende el oficio de albañil. Es que desde muy joven realiza distintas actividades para sobrevivir y ayudar a su familia. Una de esas actividades fue participar en la cosecha de maíz, en Isla Verde (Córdoba) se emplea en la Estancia “La Uranga” y posteriormente recorre distintos lugares de Córdoba y Santa Fe. El trabajo era muy sacrificado, se cobraba por bolsa recogida, sin contar con herramientas, juntando el maíz con la mano, colocándolos en bolsas, prácticamente se trabajaba de sol a sol, descansando un rato exclusivamente para comer, a la noche para descansar y los días domingo. Entre quienes lo acompañaban en estas labores podemos mencionar a Rubén y Antonio Brandana, Teófilo Muñoz, Justino Muñoz, Ernesto Muñoz, Nicolás Muñoz, Gerónimo Brito, el Sr. Aranguez de Balcarce, entre otros.

Su padre muere cuando Cosme tenía 19 años, y en esa época, comienza a trabajar en la construcción de la Escuela de Balcarce, bajo la dirección de Noe Aguilera, quien le enseña a trabajar el material cocido, en la zona trabaja también en la construcción de las escuelas de Pozo Cavado y San Miguel.

Sin la intención de ganarse la vida con ello, pero demostrando un espíritu solidario, al advertir que muchas personas carecían de medios económicos para costear un ataúd, ofrece sus servicios para ello y llega a construir varios cajones con madera de álamo, eso lo había aprendido, viendo a su padre, que había desarrollado dicha tarea.

En uno de los bailes que se realizaban en Villa Larca, se encuentra con Marqueza Muñoz, a quien conocía desde niño, poco tiempo después se ponen de novios, y contraen matrimonio el 9 de julio de 1952, formando una familia compuesta por cinco hijos: Eva Ramona, María Filomena, Manuela Ramona, Víctor Antonio, y Juan Celedonio (este muere a los 4 meses de edad). Vive un tiempo en la casa de Domingo Chávez en Rio Seco, luego en un campo, propiedad de Teófilo Muñoz, cercano al paraje Las Rosas, hasta que en 1956 se radica en Villa Mercedes donde adquiere un terreno y construye su vivienda, continuando trabajando en la construcción, en Hogar Escuela, Cine Rex, Panaderías Closa y Vacotto, entre otros lugares.

 

Marqueza Muñoz y Cosme Nievas

 

En 1962 se instala definitivamente en Villa Larca, y al poco tiempo comienza a incursionar en la política, participando en las elecciones de 1965 representando a la Unión Popular (denominación con el que se conocía al Partido Peronista que estaba proscripto). En esa ocasión es derrotado por el candidato del Partido Demócrata, Palmiro Ferreyra, no obstante ello, participa en comisiones vecinales, apoyando a Ferreyra, entre otras cosas, al momento de instalarse la luz eléctrica en Villa Larca.

En 1973 apoya la candidatura para Gobernador de San Luis, de Elías Adre, recorriendo parte de la provincia junto a éste y el General Franklin Lucero. A pedido del gobernador, y ante la insistencia de vecinos acepta la candidatura como Comisionado Municipal de Villa Larca y allí se da algo lamentablemente poco frecuente, pero que debería ser una norma y no una excepción, y tiene que ver con la actitud de Cosme, compartida por otros políticos del momento, que si bien defendían sus posturas políticas, no era con agravios, sino incluso realizándose bromas y apuestas antes de los comicios  sobre quien iba a resultar vencedor, y finalizado el mismo, todos se consideraban vecinos y por lo tanto comprometidos a contribuir en la medida de sus posibilidades al progreso de Villa Larca.

Cosme Nievas triunfa en las elecciones de marzo de 1973, asumiendo su cargo el 25 de mayo. En esas épocas, los fondos municipales eran muy escasos, lo que impedía tener prácticamente personal municipal, por lo que era habitual verlo a Cosme realizando tareas de desmonte, manejando maquinas, realizando tareas de albañilería. Al producirse el golpe militar de marzo de 1976, continúo en funciones, ahora como interventor municipal, hasta 1983. Y al producirse el retorno de la Democracia, fue nuevamente candidato a Intendente comisionado municipal triunfando en las elecciones de 1983, 1985 y 1987.

Ricardo Urrozola, intendente de Cortaderas (1983 a 1995) destaca el trabajo personal de Cosme Nievas: “Puedo decir que era una excelente persona, y como no destacar su labor como intendente de Larca. Mientras su secretario se encargaba de la gestión administrativa, Cosme estaba a la par de los pocos empleados que tenía el municipio trabajando en las mismas labores que estos hacían, ya sea desmalezando, desmontando caminos e incluso oficiando de albañil”.

En su gestión se logró la ley de Escrituración prevista desde los orígenes de Villa Larca, se realizó la Aventura de los 4 x 4 o de los Transcomechingones, colaboró activamente junto a los habitantes de Villa Larca, en la filmación de la película “Un lugar en el mundo”, se consiguió el agua potable, se mejoró la red eléctrica, se abrieron calles, se construye el edificio municipal, y lo que conformó el Centro Cívico (concentrando el Juzgado de Paz , Registro Civil y Oficina de Rentas).

Gobernó para toda la comunidad, sin importar las ideas políticas de sus vecinos, finalizó su último mandato en diciembre de 1991, retirándose de la política activa.

Los tres secretarios que lo acompañaron durante su gestión lo recuerdan de la siguiente manera: “A don Cosme puedo decir que lo conozco de toda la vida, porque era muy amigo de mis padres. Mi madre compartía con él su ideología política, y mi padre si bien tenía otras ideas, lo respetaba muchísimo. Era una excelente persona. Recuerdo que cuando era Intendentes, todos iban a pedirle algo o que los llevase a algún lugar” (Nancy Correa)

“Fue muy buena la relación que tuve con él, casi diría de padre a hijo, tengo que destacar que era muy respetuoso de la opinión de sus subordinados, y en más de una ocasión que tuvimos alguna discrepancia por un tema municipal, humildemente me dio la razón. El pueblo de Villa Larca le debe mucho a Don Cosme” (Darío Baigorria)

“Recuerdo que eran muy pocos los fondos que se recibían. Uno de los principales recuerdos que tengo de don Cosme es ante la falta de empleados municipales, verlo agarrar el pico y la pala y trabajar en forma conjunta con los empleados. Al hacerme cargo de mi puesto de trabajo, me recalcó que debía atender siempre bien a la gente que concurría al Municipio, porque si no existía posibilidad de solucionarles los requerimientos, al menos debían irse con la satisfacción de haber sido escuchados” (Daniel Morales)

Tanto quienes compartieron sus ideales, como aquellos que estaban lejos de pensar como él, valoraron su hombría de bien, su espíritu laborioso, y principalmente su honestidad, y ése es el principal legado que va a dejar para la posteridad Cosme Nievas, la de un político dedicado al servicio de la comunidad, sin importar las ideas políticas, la posición económica o la creencia de cada habitante. Un hombre totalmente servicial para el cual la política fue un medio o una herramienta para conseguir el bienestar general de la comunidad.

Ramón Gómez, vecino de Larca expresa: “Conocí a Cosme en 1940 cuando tenía 5 años de edad. Después me ausenté del lugar y volví en la década del 70 y reanudamos nuestra amistad, que no se vio interrumpida a pesar de que teníamos ideas políticas distintas, él Peronista y yo Demócrata, incluso nos enfrentamos como candidatos en las elecciones de 1983. Cuatro años más tarde le dije que yo lo iba a apoyar para la reelección, Cosme se emocionó, y me dijo que nunca me había pedido que lo apoyara porque respetaba mis ideas. Cosme era una persona muy buena, aunque creo que lo usaron mucho y mucha gente que le debía favores luego le dio la espalda”

Un golpe muy duro sin lugar a dudas fue el fallecimiento de su esposa el 18 de enero del 2002, después de una larga enfermedad. La familia, sus hijos y sus nietos le permitieron sobrellevar tan duro trance.

Cosme Nievas falleció justamente el día en que se había previsto la presentación del libro sobre su vida, 20 de noviembre de 2010, de un accidente cerebrovascular hemorrágico, sin poder estar presente físicamente, pero estoy convencido, que si espiritualmente, el día en que finamente se presentó el libro titulado “Cosme Nievas haciendo camino al andar”, y que constituyó un reconocimiento a la figura de este hombre, que estuvo al frente de la municipalidad de Villa Larca durante 18 años. En esta época, donde lamentablemente la mayoría de la gente, y especialmente los jóvenes descreen de la política, por el mal ejemplo de muchos de los gobernantes actuales, es bueno recordar a alguien como Don Cosme, que nunca se dejó enceguecer con el poder y continuó con su actitud humilde y servicial antes y después del ejercicio de la función pública.

Ojalá que el recuerdo de este intendente “de pico y pala”, este hombre comprometido con su pueblo, siga perdurando a través de los tiempos y sirviendo de ejemplo a sus sucesores.

José Mario Costamagna

Fuente:

“COSME NIEVAS HACIENDO CAMINO AL ANDAR”

 

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    100%
    8 votos
  • No Me Gusta
    0%
    0 votos
  • Me es indiferente
    0%
    0 votos
Dejar un comentario
Seguinos en Facebook
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento