viernes 24 de mayo de 2024
6.2ºc Merlo, San Luis

Temporada de Piscis: energía para cierres, trascender y fijar los cimientos de nuestra nueva versión.

El Sol ingresa a Piscis este sábado 18 de febrero a las 19:35 de Argentina.
viernes 17 de febrero de 2023
Temporada de Piscis: energía para cierres, trascender y fijar los cimientos de nuestra nueva versión.

Piscis es el último signo del zodíaco, el cierre de todo un proceso que se vino trabajando a lo largo del año zodiacal. Es el signo que cierra la rueda astrológica de las 12 energías, revisando, integrando, disolviendo, interconectando e invitándonos a fluir con la fuerza de lo aprendido.

Durante esta temporada estamos abiertos a la percepción de lo oculto, lo sutil, al entendimiento de los procesos colectivos y de nuestra historia en particular. A comprender hacia donde tienden las cosas, la consecuencia de la inercia y el fruto de las voluntades hechas acto. Este momento deja muy en evidencia cuáles son aquellas cosas, situaciones, hábitos que tenemos que dejar ir y soltar para el inicio astral que representa el mes Aries. También es sabiduría para reconocer el capital evolutivo que habitualmente no advertimos que dejan las vivencias rutinarias. Todo este gran movimiento nos prepara para algo… ¿para qué? Para llegar en Consciencia a nuestras vidas.

Venimos de procesos de profunda reestructuración en lo individual y en lo colectivo, y la temporada de Piscis propone pruebas claves para medir si somos capaces o no de sostener ese cambio que elegimos habitar. Se requiere coherencia absoluta con el Ser. Transparencia cristalina. Sin máscaras, sin maquillaje, sin disfraz. Con valentía y pagando el precio que tengamos que pagar.

Si el precio que pagás para tener los amigos actuales, o tu pareja actual, es resignar lo que te gusta, la expresión de tu Alma, anularte para pertenecer… entonces ese precio es demasiado alto y te acarrea sufrimiento. Porque viniste a esta vida no a tener esos amigos o esa pareja. Viniste a Ser.

En cambio, si el precio de habitarte desde quién sos, es que se disuelva tu entorno actual para que nuevos afectos lleguen a convertirse en tus amigos o tu pareja, te garantizamos que el proceso es absolutamente liberador. ¿Liberador de qué? De Luz. Porque la base de estas nuevas relaciones será la libertad, la autenticidad, el respeto, la alegría y tu Esencia.

¿Es incómoda la transición? Sí, claro. Hay un vacío que habitar. Pero, ¿sabés qué? Más incómodo es consagrar la vida entera a no pertenecernos. ¿Sabés cuando llega el arrepentimiento? Cuando la persona que sos conoce a la persona que hubieras podido ser. Las personas no se arrepienten de lo que intentaron y no salió como esperaban. Las personas se arrepienten de lo que no se animaron a intentar. Porque la vida es la apasionante aventura de habitarnos desde el Ser.

Es tiempo de valientes. De enfrentar esos miedos e inseguridades (condicionadas por patrones heredados) que nos frenaron en el pasado. Estamos viviendo los últimos movimientos de Saturno en Acuario antes de que el planeta de los anillos pase a Piscis. ¿Qué aprendiste en los últimos tres años? ¿Qué vas a hacer con eso? La energía pisciana favorece una comprensión profunda de eso que te pasa en lo que te pasa. ¿Qué limite te detuvo? ¿Qué limite interrogaste? ¿Qué pasó cuando interrogaste un límite impuesto por el afuera?

Esta semana tuvimos una conjunción del Sol, Saturno en Acuario, una energía que se sentirá durante algunos días más. Este movimiento nos cuestiona si podemos hacernos cargo de manifestar y de sostener lo que elegimos ser. Ser creadores de la vida que queremos. Nosotros. No los demás o las voces de los demás que parasitan nuestro pensamiento.

¿Dónde estás vos en todo el movimiento de tu vida?
¿Para qué te pasa lo que te pasa?
¿Qué tenés que ver?
¿Te ordenaste desde un nuevo lugar?
¿Interrogaste tus rutinas?
¿Qué rutinas incorporaste?
¿Qué rutinas eliminaste?
¿Cómo depuraste tu entorno?
¿Estructuraste tu vida creando espacios de reflexión?
¿Qué ideas interrogaste?
¿Desde qué nuevo lugar las encausaste?
¿Qué movimientos reflexivos propiciaste?
¿Qué nueva comprensión alcanzaste?
¿Cómo te hizo sentir ese movimiento?
¿Actuaste en correspondencia?
¿Alcanza con solo entender sin actuar?
¿Qué movimientos en lo concreto, en la fisicalidad de tu vida, lograste anclar?
¿Qué cambiaste?
¿Qué cambió cuando cambiaste?

El camino evolutivo requiere habitar esa incomodidad, sin ella, no hay crecimiento, desarrollo interior y expansión. El costo de permanecer en el mismo lugar será perderte. Por lo tanto, aún siendo próspero en tu trabajo, teniendo pareja e hijos, teniendo amigos, viajando por todo el mundo, y coleccionando fotos lindas en las redes sociales, el Alma sentirá el sufrimiento por su no realización.

Detengamonos un poco más en este Saturno en Acuario, porque en el contexto del Sol ingresando a Piscis es muy importante. Saturno es restricción. Acuario es libertad. Saturno en Acuario nos ubica que, para expandir, hay que limitar. Para multiplicar, hay que dividir. ¿Qué tenés que limitar en tu vida para lograr la expansión que anhelás? Cuanto más limites la fiaca de entrenarte, más pronto llegará la expansión de habitar el cuerpo que soñás. Cuanto más limites las ganas de dormir hasta tarde, más pronto llegará la expansión de hacer crecer tu emprendimiento. Cuando más limites tus horas celu, más tiempo librerarás para tomar las formaciones que querés o leer esos libros que expanden tu saber.

Saturno también es responsabilidad y Acuario es hacer las cosas desde un lugar diferente. Completamente diferente. ¿Qué tan en serio intenté eso que quiero y no logré? ¿Qué faltó ajustar? ¿Qué responsabilidad no puse en juego? ¿Qué Recorrido me ahorré? ¿Qué limite en mí no interrogué? ¿Qué dice sobre quien soy ese límite? ¿Quién quiero ser? ¿Qué hace falta hacer para transformar esta dificultad en oportunidad?

Con los movimientos de Saturno llegan también las pruebas. Sin prueba no hay maestría. A veces creemos que entendimos, pero sin la prueba no logramos comprender que entender no es Ser. ¿Qué aplicaste de lo que entendiste? La prueba saturnina deja en evidencia los condicionamientos heredados que limitan nuestras mentes y nuestra acción. ¿Para qué? ¿Para que te resignes a que eso que querés no se puede? No. Para que el límite externo con el que chocás sea más evidente, quede develado, y puedas abordarlo desde una nueva Consciencia.

El rey del tiempo, Saturno, exige a toda la humanidad y a cada uno en particular, que nos hagamos cargo del adulto evolutivo que somos… con responsabilidad y aplomo. Saturno nos interroga para que dejemos de ser la generación que vive buscando en la historia familiar las causas de sus padecimientos actuales. Tenés una historia disfuncional, como todo el mundo. Somos hijos de generaciones similares, donde los excesos, los abusos, las traiciones, la violencia, los secretos, eran moneda corriente. No era habitual ocuparse del aspecto psicoemocional del individuo, no había información de que es ser un ser humano y como funcionamos, lo espiritual no tenía ninguna importancia en aquel contexto… pero ya no estás ahí. Desde estas nuevas posibilidades, ¿Vas a seguir buscando responsables afuera? ¿Te vas a seguir haciendo el distraído evolutivo? ¿Y vos? ¿Qué futuro mejor construís con la hiperinformación que tenés disponible? ¿Qué compromiso evolutivo tenés con tu edificación y con las generaciones que vienen? ¿Qué estás haciendo con el fragmento de realidad que te toca atender? ¿Qué es más fácil, crear algo nuevo e inédito? ¿O buscar culpables? Espero que estés dispuest@ a afrontar estas incomodidades porque Saturno no te las va a dejar pasar y te trae las pruebas necesarias. Conclusiones poderosas para un cierre de ciclo astrológico muy poderoso.

¿Qué te gusta más? ¿Ser y hacer lo que te gusta? ¿O la comodidad de la rutina, lo conocido, la pretendida estabilidad?

Nadie de afuera condiciona nuestra capacidad de generar la vida que queremos. Nuestra libertad radica en la elección. Elegimos a cada instante, en cada respiración. Elegimos a qué darle nuestra energía, a qué no. Elegimos qué hacer con nuestro tiempo. Elegimos con quienes nos vinculamos. Nuestras acciones. Elegimos qué pensar, elegimos qué sentir, elegimos qué actitud tomar. Elegimos quienes queremos ser a cada paso. Elegimos hasta cuando elegimos no elegir. La libertad está adentro nuestro, afuera no la vamos a encontrar jamás. Tampoco el afuera va a limitar esa libertad interior. Somos creadores de nuestro propio universo con acción dirigida, o por omisión y repetición.

No creas en todo lo que pensás. Interrogalo, dirigilo, ordenalo, limitalo. Acuario nos invita a ponernos analíticos con eso, pero no desde la vieja mente, sino desde una mente nueva. Una mente puesta al servicio del Ser. Acuario ubica la libertad de elegir desde lugares diferentes. Mientras que Saturno exige responsabilidad y compromiso con esos nuevos caminos. Caminos, que, en plena temporada pisciana, tienen al individuo y al Ser en un lugar central, preponderante del Entramado.

Nos han hecho creer que somos insignificantes en el Universo. Que viajamos a gran velocidad alrededor del Sol. Que giramos en torno a otra cosa. Pero en realidad, la ciencia admite que el individuo es el centro del Uni-verso. Su Uni-verso. A esto lo ha llamado Efecto Observador. ¿Qué ha comprobado? Que la materia responde al individuo en función de dónde el individuo dirige su atención. A donde te enfocas, el universo se expande.

Esta temporada pisciana nos invita a habitarnos desde el Ser. A abrirnos a la vulnerabilidad de ser en Esencia. A develarnos. Todo lo que te dijeron que sos, es lo que no sos. Todo lo que nunca nadie te contó que sos, es lo que siempre fuiste.

La sensibilidad pisciana es una herramienta que, lejos de asemejarse a la debilidad, se vuelve importante para integrar sin excluir los procesos que nos transformas alquímicamente la vida.

La temporada Piscis es la fuerza para para conectar lo que no se ve (lo sutil) con la energía de Saturno (el cronos, el tiempo lineal) -el cual está a punto de pasar a ese mismo signo-. Toda esta fuerza cósmica nos impulsa a traer a la tierra nuestros sueños y concretarlos, a vivir una vida llena de sentido, a abandonar todo mandato que no sea el de vivir en coherencia con quienes somos. Con responsabilidad y madurez evolutiva. No ya como un anhelo mental, sino como nuestro propósito.

La moneda de cambio es entregar la vida que se tiene, para habitar la vida que se desea. No se puede hacer como una continuidad de lo anterior. Debe hacerse como un salto cuántico disruptivo, haciendo uso de las herramientas que esta era propone. Tecnología e información sobre el Alma humana y su cosmogonía, al alcance de todos. ¿Qué vas a hacer con eso?

Crecer a nivel espiritual requiere pruebas, aprendizajes y superación personal. Tiempo de concretar proyectos quizás no con rapidez, pero sí con constancia, con seguridad y transitando la vida con solidez. Una vida más impregnada de naturaleza, aire libre, sol y arte, será el oxígeno de estos procesos de crecimiento.

Para cuando la prueba llegue, recordá que no sos eso que sucede, sea cual sea la forma que tome. Sos lo que elegís hacer con eso que sucede, puesto al servicio de tu más elevado propósito evolutivo. No te define la forma que toman las cosas, te define quien elegís ser y hacer con ello. Piscis nos conecta con la profunda compasión por nuestros procesos, impregnado de la fuerza necesaria para lograr el impulso inicial para la etapa que se avecina. El mundo necesita tu Magia. ¿Te animás a habitar tu Magia?

 

Para conocer más, ingresá a Qué Bueno Saber de Vos – Atelier de Magia

Facebook: QueBuenoSaberDeVosOficial
Instagram: QueBuenoSaberDeVos

 
También, podés acceder al grupo de Telegram, donde se comparte información gratuita.
Te puede interesar
Últimas noticias