jueves 13 de junio de 2024
16.4ºc Merlo, San Luis

Sol en Leo: revisar el valor para recuperar el brillo propio

Este sábado 22 de julio, a las 22:51 de Argentina, el Sol entra en Leo, poquitos minutos después de que Venus empiece a retrogradar también en ese signo.
sábado 22 de julio de 2023
Sol en Leo: revisar el valor para recuperar el brillo propio

El Sol ingresa a su hogar por excelencia. Leo es el signo del corazón, del doro, de la chispa divina en nosotros. Con Venus retrogradando en su casa, esta temporada será de una gran transformación (para quienes aprovechen activamente estas energías).

En los últimos dieciocho meses, todos hemos tenido que lidiar con la actualización del dolor que arrastramos del pasado. Esto siempre es así, pero en los últimos dieciocho meses las cosas han sido particularmente incisivas, porque la evolución y el despertar de la Consciencia son nuestro principal objetivo en el plan evolutivo de quienes elegimos encarnar en el planeta en este tiempo en particular. Es por eso, que el Entramado nos desafía con fuerza allí donde más nos duele. 

El propósito no es sadismo, desde luego. El propósito es que revelemos la Certeza que va más allá de la lógica mental.

Puede que lo afrontado se sienta como una fatiga emocional profunda, porque lo vivido nos ha conectado con la oscuridad, el dolor, el sufrimiento y la muerte.
 
En este punto, el Universo nos desafía a tener el valor de Iniciar nuestro siguiente nivel de transformación; y para ello, sólo hay una cosa que puede provocar la redención del yo que se aferra a la ilusión de la forma que toman las cosas: el reconocer y abrazar el inmanente estado de Paz que subyace en medio de todo tsunami emocional. Es en ese lugar, donde aún en medio de la más desoladora noche oscura del Alma, despierta el verdadero Amor de la Divinidad en nosotros.
 
Sin lugar a dudas, es momento de despertar a una nueva Consciencia de Amor, empezando por el que nos tenemos a nosotros y a la historia que se escribe a través de nosotros.
 
En base a lo vivido en estos últimos meses, y lo articulado frente a lo vivido, no somos los mismos que antes. Cambiaron nuestras prioridades, nuestros valores, nuestras elecciones, la forma de interpretar la vida y nuestro diálogo con ella; por ende, nuestra proyección al futuro también cambió.
 
Es buen momento para volver a preguntarnos, ¿Quién soy en base a lo integrado?
Imposible ser quien fui. La experiencia ha expandido la percepción que tengo del Vivir. Es momento de revisar nuestro valor para recuperar nuestro brillo.
 
La temporada Leo, nos exige a todos los signos por igual, ser genuinos. Situarnos en el centro de nuestro propio Universo, pero no del mundo. Ojo ahí.
 
Es tiempo para hacer lo que disfrutamos y brillar en eso. Dar rienda suelta a nuestra intensidad.
 
Cada Alma viene a este mundo con un potencial determinado que viene a revelar. Es momento de conectar con nuestras pasiones. Ocupar los lugares que nos interesan habitar y regalar nuestra ausencia allí donde no nos valoran. Efectuar estos corrimientos con alegría. Habitar solo allí donde mi sagrada Presencia sea bienvenida y celebrada. El reconocimiento nunca llega del otro.
 
Cada crítica, cada ataque personal, cada mirada de envidia, está situada allí para impulsar al Alma a subir al nivel superior en su refinamiento y Ascensión.
 
Es una temporada para celebrarnos. Es un momento para honrar nuestra individualidad y buscar formas únicas de expresarnos.
Este cielo además representa un impulso creativo para nuestras habilidades y talentos digno de aprovechar. La Creación nos conecta con el poder de la imaginación y la capacidad de dar forma a nuevas realidades. En este sentido, el Acto de Crear es una manifestación del ser humano en proceso evolutivo, capaz de trascender la realidad inmediata y material para dar vida a nuevas posibilidades y mundos.
 
La retrogradación de Venus en Leo, nos impulsa a dar un vistazo a nuestra vida. Es un buen momento para revisar nuestros vínculos y evaluar el Amor que damos y recibimos.
 
Es un momento en el cual, cada uno de nosotros tiene que encontrar una manera de abrazar el Amor que lo habita, para que esa Luz se proyecte en todos nuestros vínculos.
 
No. “Ya soy” nada… no importa cuán espirituales o amorosos creamos que ya somos. Eso es una ocurrencia del yo. Mientras estés encarnado en esta forma física el despojo y el aprendizaje continúan como tarea de refinamiento del Alma.
 
La vida es movimiento. Detenerse es una de las formas de morir.
 
Cuando la energía de Leo puede superar las trampas del narcisismo, el egocentrismo y el drama excesivo, o esa conocida necesidad de llamar la atención, su corazón generoso y su liderazgo optimista crean nuevos Caminos en donde la expresión valiente y encendida prima.
 

 

Para conocer más, ingresá a Qué Bueno Saber de Vos – Atelier de Magia

Facebook: QueBuenoSaberDeVosOficial
Instagram: QueBuenoSaberDeVos

 
En la Comunidad Evolutiva QBSV de Telegram siempre acompañamos el desarrollo personal para que alcances tu Oro interior.
Te puede interesar
Últimas noticias