sábado 20 de abril de 2024
24.7ºc Merlo, San Luis

El Sol entra en Capricornio: un periodo de revisión y cosecha.

Este viernes 22 de diciembre, a las 00:28 hora argentina, se conjuncionan el Solsticio de Verano junto con la entrada del Sol en Capricornio.
jueves 21 de diciembre de 2023
El Sol entra en Capricornio: un periodo de revisión y cosecha.

Capricornio al ser un signo cardinal abre un periodo que va hasta Marzo del 2024, cuando se dé el ingreso del Sol en Aires. Es el último periodo del año astral, y por lo tanto es momento de:

• Hacer consciente la cosecha. ¿Qué frutos ha dado mi trabajo? (analizo cada área detenidamente: salud, vínculos, economía, recreación, autoestima, etc).
• Reflexionar sobre nuestra performance en este ciclo. Comprendiendo que lo único que nutre el Alma es la Presencia. ¿En qué áreas de mi cotidiano hacer me automatizo y me disocio por completo? ¿Qué me corre? ¿Qué presencias me roban la Presencia?
• Y –muy a contramano de lo que las costumbres habituales que intencionalmente nos han impuesto y nos ubican que es momento de descansar o “desconexión”- es momento de sostener el enfoque. Desear cosas es lo más simple del mundo para el yo. El mundo está lleno de contrastes para que se distraiga y desee permanentemente cosas diferentes. ¿Qué deseo en lo que digo que deseo? ¿Qué sucede si me enfoco en obtener Eso y no en las formas epidérmicas?

Capricornio es un signo de energía femenina, su regente es Saturno que es el planeta de la responsabilidad, la estabilidad, el compromiso y la determinación.

Este solsticio se da con Mercurio retrogradando entre Capricornio y Sagitario, estamos en un proceso de recapitulación de lo que queremos construir al mismo tiempo que estamos terminando de desmantelar viejas estructuras sutiles en nosotros. Todo esto en medio de un clima externo de nebulosas y confusiones ya que todo está fuertemente interrogado. Esto puede fácilmente corrernos del punto de equilibrio si desatendemos lo Interno.

Las alineaciones de estos días nos alientan a nuevos aires de individualidad, desestructura, innovación, autenticidad y profunda conexión genuina con nuestro Ser. Cambiar es lo único que posibilita la Evolución, aunque al yo no le caiga en gracia. Uno sana y se trasciende, cuando Sostiene la incomodidad.

En este Solsticio cosechamos los tesoros que hemos sembrado en estos últimos tres meses. ¡Y vaya que hemos trabajado en los últimos tres meses! Ha sido una intensidad y una provocación exterior que se hace sentir con fuerza.

En medio de los contextos que se te han propuesto, nuestra recomendación es que seas benevolente con el balance. Seguramente hiciste lo mejor que pudiste.

Si hiciste lo mejor que pudiste en cada segmento, vas a recibir tu recompensa.

Si no hiciste el trabajo interior que cada dificultad y prueba ha concitado, y ante cada desafío te justificaste, esperaste a que la cosa pase o elegiste pelearte para afuera con el otro de turno, la pregunta se impone… ¿qué estás esperando? ¿De quién es el permiso que estás aguardando para Ser? ¿Cuándo llegás vos a tu vida? ¿Quién de afuera crees se tiene que hacer cargo de tus circunstancias?

Estamos además entrando en la mitad de la última retrogradación de Mercurio, inaugurando una nueva etapa de este movimiento. Es un momento de Comprensión, de Claridad en medio de tanto proceso de revisión. Vemos con nitidez a donde se sitúan nuestros desvíos. Reconocemos la cárcel de pensamientos que nos aprisionan la vida y tenemos la llave en la mano.

Un detalle importante es que desde el 2008 cada solsticio en Capricornio lo hemos cruzado teniendo a Plutón en el mismo signo. En este gran trabajo de dar muerte a las viejas estructuras heredadas, para dar paso a la construcción de nuevos cimientos desde nuevos lugares. Es decir, es un proceso de larga data esta edificación de una nueva humanidad que venimos haciendo desde y a través de nosotros. No sucede espontáneamente de un momento a otro. Mucho menos a nivel colectivo. Las sociedades necesitan tiempo y mucho movimiento para establecer un nuevo statu quo.

En el marco de tantos años de esta reconstrucción, se da el último solsticio con Plutón en Capricornio, un periodo de revisión y cosecha. No solo es ver que nos falta por desarticular de acá a Enero cuando Plutón entre nuevamente en Acuario. También es mirar todo lo que permitimos que muera para Celebrar la Luz de una Nueva Consciencia en nosotros. Es un momento para comprender que el Cambio que estoy gestando, debe tener soporte y debo dedicar Tiempo y Trabajo en correr los velos de la ignorancia que me ha habitado, para que las nuevas estructuras en lugar de ser prisiones me apoyen y sostengan desde lo más Verdadero en mí.

Como ya dijimos, el regente de Capricornio es Saturno el planeta del compromiso que está en Piscis Enlazando el mundo Espiritual con el mundo Material. El sutil tejido donde se Entrama la Realidad cobra mayor Fuerza, favoreciendo la consolidación de la forma de nuestros sueños en coherencia.

En medio de estos movimientos el Sol hará trígono a la Luna conjunta a Júpiter en Tauro invitándonos a abrazarnos, a conectar con el Propio Valor. A admitir el sentido de Autosuficiencia que nos habita. A conectar con nuestra Capacidad de aportar Valor y Belleza al mundo. Júpiter amplifica nuestras ansias de sentir a consciencia en nuestro hacer, de prosperar. También aporta Fertilidad y Abundancia para dar sentido y propósito a todo lo que se ha movilizado, desarticulado y posibilitado en nosotros.

La Luna y Júpiter en sextil a Saturno ubican una Oportunidad de Oro para aprovechar esta energía para edificar y expandir desde la belleza que aportamos al mundo y la autodisciplina.

Estos cielos nos regalan momentos de reflexión para elegir diferentes posturas ante los mismos hechos. Cambiar la manera en la que vemos nuestra vida y elegir a que y quien le damos lugar energético.

Es el momento de evitar lo superfluo. De entusiasmarnos por encarnar la mejor versión de nosotros. Los héroes nacen de las condiciones adversas. El Universo nos exige madurez dado que ya llevamos un buen tiempo en el planeta identificados con nuestras funciones biológicas. Necesitamos conquistar nuestras dimensiones superiores y permitirnos la maravilla de Crearnos, al mismo tiempo quye brindamos nuestro capital evolutivo mediante el cotidiano hacer.

¿Suena increíble, verdad?

 

Para conocer más, ingresá a Qué Bueno Saber de Vos – Atelier de Magia

Facebook: QueBuenoSaberDeVosOficial
Instagram: QueBuenoSaberDeVos

Te puede interesar
Últimas noticias