sábado 20 de abril de 2024
24.7ºc Merlo, San Luis

Luna Nueva en Acuario: no te aferres

Será el viernes 9 de febrero, a las 19:59 de Argentina, y a los 20° de Acuario. Esta energía revolucionaria de grandes transformaciones es un anticipo de la gran siembra que vendrá con cada Luna Nueva en Acuario que tendremos durante los próximos 20 años.
viernes 09 de febrero de 2024
Luna Nueva en Acuario: no te aferres

La Luna Nueva es la conjunción del Sol y la Luna, nuestra Consciencia y nuestro Universo emocional generan un canal de comunicación coherente y directo. En este caso, este punto de encuentro se da en el signo de lo auténtico, lo inédito. Una Luna Nueva es comunicación coherente entre nuestro Yo interior (inconmensurable en expresiones exteriores), y nuestro Yo social (el ego, lo que los demás perciben de quien soy, y lo que muestro a mi entorno).

Abre un periodo de seis meses, en medio de un cielo con mucha energía de transformación porque tenemos muchos planetas en Acuario, donde recientemente hizo su reingreso Plutón que estará ahí durante los próximos 20 años.

Hace más de 200 años que Plutón no transitaba por Acuario, así que, si bien sabemos que es un cimbronazo que se siente con mucha fuerza marcando quiebres profundos, absolutos, y más que significativos, es inédito para nosotros porque no tenemos punto de comparación en nuestra vida.

Mercurio el mensajero de los dioses está en conjunción a Plutón, al igual que Venus el planeta del deseo y Marte planeta de la acción. Es decir, desde la energía del pensamiento, la energía de la palabra, la energía de la emoción y la energía de la acción se nos eyecta de lo conocido. Estamos siendo arrojados de nuestras estructuras, porque todo lo conocido se está transformando. Gaia se está transformando, las sociedades se están transformando, las cosmovisiones todas se están transformando, vos te estás transformando en todas las dimensiones de tu ser, la manera de vincularte con los demás se está transformando, tu vida se está transformando…

Hay una Energía poderosa que inunda e impregna todo eso que llamamos realidad. No te aferres, no te resistas, porque no hay forma de sostener la vida que conociste o que proyectaste en base a quien eras y a lo que sabías del mundo.

Este cielo nos exige hacer que lo inédito se exprese desde nosotros. Ser Creadores. En Consciencia de que lo que estamos siendo -dentro de este sistema que habitamos-, no nos pertenece. Estamos en medio de un Proceso inmenso que nos trasciende, esto no termina en seis meses… debemos estar dispuestos a fluir con la incertidumbre y a dejarnos guiar por lo que no podemos predecir, ni controlar. Pero haciendo nuestra parte en beneficio del todo.

¿Somos capaces de hacer algo que no sea poseer para nosotros?
Te juro que sí, y por eso decidiste estar encarnado/a en el planeta en este momento evolutivo. Conectá con Eso.

Además, este articulado cósmico, se da en tensión a Urano en Tauro, que se está por unir a Júpiter en Tauro lo que va a despertar en todos nosotros fuertes resistencias. ¿Te suena?

De nuevo, no te aferres porque esta transformación nos está sucediendo y nos va a suceder queramos o no. Aferrarnos es elegir sufrir, pudiendo evitarlo. Abrite a tu Potencial. Excitate con todo aquello que te espera del otro lado de la ilusión de control.

Estos seis meses que tenemos por delante vamos a Ejercitar para Integrar, la madurez y la independencia en base al desapego. Suena fabuloso. Te va a resultar recontra incómodo. Entramate a Consciencia con estos desprendimientos, así no obligás a la vida a que te replique las experiencias de desapego para que asimiles lo que tu yo social se niega a asimilar.

No lo niegues, no lo maquilles, no lo minimices. No creas que es más importante la mirada del otro, lo que el otro va a decir de eso que te pasa… el otro está en su propio proceso y nadie te está mirando tanto como vos pensás.

¿Quién soy cuando la vida se transforma?
¿Qué queda de mi?
¿Estaba identificado/a con mis circunstancias?
¿Llegué a entender que no era mis circunstancias?
¿Qué perdí? ¿Qué gané? ¿Qué sigue siendo porque es inmanente en mi?
¿Qué lugar di al desarrollo de esas raíces profundas del Alma que me arraigan a la Existencia aún cuando en la superficie acontece el desastre?

Te vamos a contar un secreto. Crecer cuando la crisis se presenta, es fácil. El Verdadero Crecimiento sucede cuando lo elegís vos, sin que el afuera te empuje a lo irremediable. Porque si no, confundimos Crecimiento con supervivencia. Y no es lo mismo.

Inexorablemente habrá en este tiempo replanteos de cómo nos relacionamos y con quienes. Necesitamos cuestionar las ideas de lo que creemos que es la Libertad, y debemos hacernos cargo de los roles que hemos asumido por acción u omisión.

¿Quiénes somos cuando el mundo nos abandona?
¿Qué queda de mi cuando el otro me retira la mirada?

La Nueva Era nos exige que nos movamos de manera ágil, que hagamos en cada segmento lo mejor que podamos, y que estemos dispuestos a abandonarlo rápidamente. Porque no se trata de edificar en la apacible costa. Se trata de aprender a nadar en mar picado. Nos entrenamos en un hacer. Es un dar respuesta y soltar. En esa dinámica hay un subyacente fluir que nos transporta a un nuevo lugar. Ahí está el Oro de este Tiempo. En desidentificarnos de lo inmediato. Aceptar el flujo frenético de acontecimientos que se nos impone, para Sostenernos en la Paz Interior.

En este tiempo si buscamos la Paz en la estabilidad de las formas del afuera, estaremos complicados. La Paz, en medio de la furiosa aceleración de los procesos, está en la capacidad de dar respuesta y soltar el resultado. El resultado al que debemos aferrarnos es hacer uso eficiente de nuestras herramientas interiores. Si pretendemos el dominio de los resultados exteriores sufriremos hondamente.

Cuando me identifico con lo que el afuera propone, cuando quiero controlar lo externo, cuando me identifico con la materia, cedo mi poder. La Nueva Era es para habitar en Sabiduría el poder que está en lo profundo de nosotros mismos.

Estamos ante un momento de transformación sustancial de nuestras vidas. La transformación, a diferencia del mero cambio, no tiene retorno. Vos podés cambiar una mesa de lugar o de color, eso es reversible. Ahora si a la mesa lo transformás en estantes, ya no puede volver a ser nunca más la mesa que ha sido. ¡Ni aunque lo intentes ensamblando los fragmentos! Porque evidenciará las cicatrices de un proceso por el cual dejó de ser mesa. La misma mesa no vuelve. Vos no vas a volver a ser igual, tu vida tampoco, el mundo tampoco.

Nada va a volver a ser igual. Llegamos al punto de no retorno respecto el viejo sistema que heredamos, en el que crecimos y vivimos hasta no hace mucho. Un sistema en el que se formó nuestra mente. Por eso te va a pasar de no entender y sentirte perdido/a. No hay respuestas desde lo que conocés, sabés, o creés, que sean eficientes para lo que hoy necesita el Universo de vos. El afuera ya no te responde, porque la forma de la estructura mental que habitamos es obsoleta. ¡Tenemos que actualizar el Windows!

Nos estamos dirigiendo a Conectar con los planos más Sutiles de nuestra Alma. A cultivar nuestra intuición, a leer lo que no se ve. A reconocer lo energético. A decodificar lo oculto. A develar desde dónde se mueve y se entrama lo que los sentidos perciben. A comprender desde un lugar inédito. Estamos evolucionando a formas más Etéreas de Existencia. Estamos en proceso de Ascensión.

Este cielo tiene una cuadratura de la Luna con Urano que es el regente de Acuario y está en Tauro, es una tensión creativa que irrumpe en una continuidad, para dar lugar a lo nuevo. Algo se rompe, se hace insostenible, para hacer espacio.

¿Qué se rompió en tu vida?
Incomoda un montón, pero ¿en qué te alivia?

Plutón es el planeta de la muerte y del renacimiento. De la transformación. Y por 20 años estará en el signo de la revolución de lo nuevo, la innovación, autenticidad. Hay intensidad y tensión en el cielo. Tenemos la Enorme Oportunidad de sembrar nuestra semilla para Liberación de la Consciencia. Una Liberación Mayor que engloba a todas las incómodas liberaciones forzosas que el yo ya empezó a resentir.

Se necesita de nuestra Presencia dentro de este gran Vacío, para Dar a Luz. ¿Cómo te estás llevando con el vacío?
¿Lo negás?
¿Mirás para otro lado?
¿Lo llenás con cualquier cosa?

Vendrán transformaciones tan desafiantes como liberadoras. La Gestión Interior de lo que el afuera proponga, será nuestro arte. No te aferres.

 

 

Para conocer más, ingresá a Qué Bueno Saber de Vos – Atelier de Magia

Facebook: QueBuenoSaberDeVosOficial
Instagram: QueBuenoSaberDeVos
 
 
 
Te puede interesar
Últimas noticias