sábado 20 de abril de 2024
24.7ºc Merlo, San Luis

Femicidio de Zoe Pérez: la mentira del inquilino del departamento donde fue asesinada

El padre, el hermano y una amiga de la víctima fueron a buscarla a ese domicilio casi una hora y media antes del hallazgo del cadáver, pero Adrián Rodríguez les dijo que la chica se había marchado. La fiscal de la causa aseguró que la evidencia demuestra que este imputado y Leandro Oses fueron los autores del crimen.
sábado 24 de febrero de 2024
Foto: Identidad Tomense

Los investigadores del femicidio de Zoe Pérez, la adolescente de 17 años asesinada el martes pasado en un departamento de la localidad puntana de La Toma, determinaron que el padre, el hermano y una amiga de la víctima fueron a buscarla a ese domicilio casi una hora y media antes del hallazgo del cadáver, pero el inquilino del lugar, detenido por el hecho, les dijo que la chica se había marchado.

Así se desprende de la imputación formulada por la fiscal de la causa, María del Valle Durán, para el sospechoso Adrián Rodríguez (31), alias "El Gringo", quien está acusado de ser uno de los dos coautores del "homicidio calificado" de Pérez (17).

De acuerdo con la fiscalía, el crimen se produjo entre las 10 y las 11.30 del martes pasado, en función de la data de muerte establecida en la autopsia y los datos aportados por testigos.

Para los investigadores, el hecho ocurrió en el departamento que Rodríguez alquilaba en la calle Inti Huasi al 1000, en el barrio Las Barrancas de La Toma, una localidad de unos 9000 habitantes ubicada a 85 kilómetros al norte de la ciudad de San Luis.

Según la fiscal, la noche del lunes, Rodríguez invitó a Pérez a su departamento junto al otro imputado, Leandro Oses (24), luego de haber estado reunidos en el gimnasio al que asistían los tres y posteriormente en una plaza.

Durán explicó durante la audiencia de formulación de cargos del jueves que, una vez en el inmueble, "allí se quedaron los tres, tomando bebidas y jugando juegos de videos toda la noche".

"Tenemos acreditado que a las 10 (del martes) llegó hasta esa casa Nahuel, hermano de Pérez. Rodríguez no lo hizo pasar y le dijo que no se encontraba. Lo mismo le dijo al padre de la joven y a una amiga de la víctima. En todas las oportunidades, Rodríguez les dijo que ella había estado allí pero que se había ido hace rato", dijo la fiscal.

De acuerdo a la acusación, "a las 11.25, R.F., profesor del gimnasio de Pérez y del imputado, recibió un mensaje de Rodríguez que le pedía insistentemente que fuera hasta su casa. Cinco minutos después, el profesor llega al departamento y ve que la víctima se encontraba sobre una cama, boca arriba, sin vida. Este profesor salió del lugar y dio aviso a la policía".

Esa mañana, según la investigación de la fiscalía, los imputados no fueron a trabajar, sino que Oses llamó a su hermano (identificado por las iniciales F.O.) y le dijo que estaba en San Luis y que había perdido el colectivo para regresar a La Toma.

Luego los hermanos se vuelven a comunicar y F. O. le preguntó por Rodríguez porque este "le estaba mandando mensajes raros", contó la fiscal, a lo que el acusado le contestó que Rodríguez "había encontrado a Zoe cortada".


La autopsia

Además, Durán sostuvo que toda la evidencia recolectada le da el sustento para sospechar que Oses y Rodríguez fueron los autores de la muerte de Pérez, a quien le habrían producido numerosas lesiones en el cuerpo, según surge del informe forense, y finalmente fue asfixiada, obstruyéndole las vías aéreas.

"De la necropsia que realizó la doctora Patricia Gallardo surge presencia de signos macroscópicos de asfixia en órganos externos, infiltrado hemático en el corazón, lesiones en genitales que podrían haberse producido en un acto sexual y lesiones externas en miembros superiores que podrían ser considerados como lesiones de defensa. Hemos tenido en cuenta que tanto Oses como Rodríguez presentan escoriaciones y otras lesiones en el cuerpo", enumeró la fiscal.

Por su parte, el abogado querellante, Esteban Bustos, adhirió a los dichos de la fiscal y dijo que los imputados "intentaron alterar la escena del crimen para lograr la impunidad".

La fiscal aclaró que la autopsia no arrojó "un informe determinante", por lo que necesitarán de un examen patólogo "más minucioso".


En tanto, Rodríguez y Oses permanecen alojados en sendas sedes policiales, a la espera de lo que se resuelva durante la prórroga de ocho días que sus defensores solicitaron ayer al juez subrogante de Garantías 4 de San Luis, Marcos Flores Leyes, antes de que se resuelva el pedido de la fiscalía que requirió 120 días de prisión preventiva para ambos.

Vencido el plazo de los ocho días, o si los defensores lo deciden interrumpir antes, se continuará con la audiencia de formulación de cargos y el magistrado deberá resolver la situación procesal de ambos acusados, aclararon los voceros judiciales.

A su vez, en la audiencia del jueves, los dos imputados se abstuvieron de declarar ante el juez.

El femicidio de Zoe Pérez generó conmoción en La Toma, donde hubo manifestaciones públicas de organizaciones contra la violencia de género.


Mientras que los pesquisas aguardan para los próximos días los resultados de una serie de peritajes de interés para la causa, como los informes de Policía Científica sobre el levantamiento de huellas y prueba de Luminol; el análisis de las cámaras públicas y privadas; los estudios de ADN e hisopados; la apertura de los teléfonos y entrevistas testimoniales, entre otros.

De hecho, la fiscal aclaró en conferencia de prensa que la autopsia no arrojó "un informe determinante", por lo que necesitarán de un examen patólogo "más minucioso".

El femicidio de Zoe Pérez generó conmoción en La Toma, donde hubo manifestaciones públicas de organizaciones contra la violencia de género, del Obispado y también la dirigencia política.

 

Télam

Te puede interesar
Últimas noticias