jueves 18 de abril de 2024
25.4ºc Merlo, San Luis

8M: Masividad y unidad de todo el movimiento de mujeres para enfrentar las políticas de ajuste

El rechazo a las políticas del Gobierno nacional marcaron las movilizaciones feministas y transfeministas a lo ancho y largo del país. Merlo no fue la excepción.
viernes 08 de marzo de 2024
8M: Masividad y unidad de todo el movimiento de mujeres para enfrentar las políticas de ajuste

Millones de mujeres y diversidades de todo el mundo se manifestaron este viernes por el ejercicio pleno y libre de sus derechos fundamentales. En Argentina, este 8M fue el primero al que tuvo que enfrentarse el gobierno anarco capitalista de Javier Milei, que lejos de impulsar políticas para promover la igualdad, apunta a pulverizar todas las conquistas del movimiento feminista a lo largo de la historia. La respuesta a la motosierra que impulsa el ultraderechismo fue la masividad absoluta en cada una de las convocatorias que se realizaron a lo largo y ancho del país.

La premisa en las calles, los lugares en donde se gestaron, impulsaron y militaron las leyes feministas y de las disidencias que hoy tenemos, fue en todos lados “Ni un paso atrás”. Es que el mandatario de extrema derecha no limitó su discurso ideológico a meras palabras en actos públicos y electoralistas. En menos de tres meses, cerró el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad, el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), prohibió el uso del lenguaje inclusivo y la perspectiva de género en la Administración pública. Además, una diputada de su partido La Libertad Avanza, presentó un proyecto para derogar el aborto legal.

El rechazo a la avanzada del Gobierno nacional contra derechos ya consagrados marcó la jornada de lucha y reivindicación. En Merlo, se reflejó en cada uno de los cánticos y carteles y en la consigna bajo la que se reunieron mujeres y personas del colectivo LGBT+ de la ciudad y la región: “Sin derechos no hay libertad”.

“Milei se llena la boca hablando de libertades pero si no están las condiciones mínimas para poder vivir en un sistema de desigualdad entre varones y mujeres, no se puede pensar en verdaderas libertades. Justamente es el Estado el que tiene que garantizar los derechos para tener libertad”, expuso a ECN Pamela Mackey, integrante de la asamblea para el 8M en Villa de Merlo.

 

 

 

 “Hay un montón de elementos para decir que Milei eligió el feminismo y el transfeminismo como su enemigo”, dijo al remarcar los constantes ataques del presidente a estos sectores.

La militante precisó que “hay dos grandes estrategias que visualizamos” por parte del Gobierno. “Por un lado, congelar o parar debates que venían avanzando (proyecto Cuidar en Igualdad, reparación histórica travesti-trans). Por el otro, derogar y desfinanciar políticas de género para que no se implementen”, indicó.

Por caso, el acceso a la Interrupción Voluntaria del Embarazo, si bien hasta ahora su derogación es una amenaza, no está garantizado por el faltante de medicamentos.

“También, creemos que cuando se toca a la economía popular, por ejemplo, desfinanciar los merenderos, los comedores, dar de baja de manera arbitraria a planes sociales, donde casi el 60% de la economía popular está sostenida por mujeres, es un ataque con perspectiva de género”, profundizó.

La situación de las jubiladas, el cierre de centros de referencia de Desarrollo Social, la desregulación de la Ley de Alquileres, el amedrentamiento a docentes, fueron parte de las denuncias que marcaron este primer 8M bajo la órbita de un gobierno que pretende colocar la lógica androcéntrica nuevamente en la escena, retrotrayendo el rol de la mujer al de ama de casa y tratando a las diversidades como personas enfermas.

Te puede interesar
Últimas noticias