domingo 14 de abril de 2024
11ºc Merlo, San Luis

Elecciones en Merlo

La pelea por los estudiantes en Córdoba

Algunas estimaciones afirman que los merlinos en la Docta son más de 250 y los lemas y sublemas luchan para conseguir el voto que incluye además el traslado y apelar al voto afectivo.
sábado 20 de mayo de 2023
La pelea por los estudiantes en Córdoba

Cada cuatro años circula en Córdoba (antes con hojas de papel y hoy por mensaje) una planilla que significa una sola cosa: viajar gratis a casa porque hay elecciones. La capital del cuarteto y de la universidad es la más elegida por los merlinos históricamente para estudiar.

La práctica de pagar viajes no es propia de Merlo, este año la ciudad universitaria estuvo plagada de carteles que lo ofrecían. En todos los casos tenían firma gubernamental, pero algunos eran ejecutados por agrupaciones estudiantiles como Franja Morada con el apoyo del gobierno.

Tanto el intendente Álvarez Pinto como varios de sus funcionarios y muchos de los candidatos de los dos espacios políticos que disputarán los comicios del 11 de junio estudiaron en la Docta. Por eso conocen no solo la importancia de la ciudad para los estudiantes merlinos sino el aporte a la elección que puede significar. No es solo un estudiante, cada uno tiene una familia y podrían ser entre 3 y 4 votos.

No es, tampoco, solo llevar jóvenes a votar, sino el valor simbólico que tiene “volver a casa” un fin de semana y el rédito electoral que se puede sacar de eso. En campañas anteriores, además de los famosos colectivos, algunos candidatos que ganaron elecciones incursionaron en viajar un día a Córdoba a reunirse con los merlinos que estudian en la Docta.

En la última semana llegó el primer mensaje pidiendo un listado de estudiantes que pretendían viajar. El mensaje desde Merlo tenía la firma de una docente, que años anteriores militó en el peronismo. Esto generó que se forme casi automáticamente una lista de 150 estudiantes en un abrir y cerrar de ojos. Los merlinos en Córdoba enviaron, sin conocer al emisor del mensaje, su nombre completo y DNI.

Además, esto disparó el enojo de militantes de otro sublema porque también estaban armando un operativo similar y “se los robaron”. Cuando todo venía encaminado, otra curiosa situación se dio en el grupo de merlinos en Córdoba: el viaje se canceló.

“No hay una solicitud elevada ni al Ministerio de Juventudes ni a los referentes donde se pida colaboración para poder viajar a votar el día de las elecciones, por lo que no tenemos cómo gestionar un micro que vaya a buscarlos”, rezaba el mensaje enviado por la docente a través de una estudiante en el grupo.

A pesar de los enojos de quienes tenían ilusión en volver a su casa, resulta curioso que, sin orden de nadie, una militante haya intentado conseguir varios colectivos para el operativo elecciones. El precio de cada viaje es alto y, aunque no se dijo que el mensaje venía del justicialismo, alguien pagará costos electorales.

Por otro lado, es importante saber que se hará con los datos de los estudiantes merlinos en Córdoba. Quien haya recibido esa información tiene en su poder los datos de cientos de personas que, de buena voluntad, los aportaron para hacerse de un viaje a su pueblo.

¿Habrá colectivos en estas elecciones? ¿Se encontrará otro mecanismo para garantizar esos votos sin que parezca que “los llevan como vacas”? ¿Se desarrollarán actividades de algún candidato en Córdoba? A tres semanas de la elección, ese grupo de electores que siempre son “el futuro de Merlo” está con ilusiones, pero sin certezas.

Te puede interesar
Últimas noticias