Villa de Merlo: Los turistas optan por menús y promociones
Las promos y los menús, lo más elegido por los turistas para comer.
Verano gasolero

Villa de Merlo: Los turistas optan por menús y promociones

A la hora de elegir dónde comer, los visitantes prefieren cuidar el bolsillo. Según datos recabados por El Corredor Noticias, una familia de cuatro integrantes gasta, en promedio, entre 1.500 y 1.700 pesos por comida. Las propinas, bien, gracias.
07/01/2020
L

a primera semana del año arrancó “floja” para algunos de los empresarios y trabajadores gastronómicos de la Villa de Merlo. Si bien la temporada de verano recién comienza y las expectativas están puestas en la segunda quincena de enero, se acentúa una tendencia de consumo: los visitantes ahorran cuando salen a comer. 

Según los datos brindados por referentes gastronómicos y mozos a El Corredor Noticias, los turistas por estos días “eligen con la billetera”, optando por menús y platos no tan elaborados.

 

La música en vivo es también una atracción a la hora de elegir dónde comer.

Los comerciantes del rubro informaron que se siente el recorte. Los comensales, en los restaurantes, prefieren dejar afuera la entrada o el postre, compartir entre tres o cuatro personas una parrillada para dos, e incluso beber menos.

Respecto a cuánto gastan, los seis comerciantes consultados por El Corredor dijeron que una familia tipo, de cuatro personas, gasta un promedio de 1.500 y 1.700 pesos por cada comida.

Los locales más beneficiados, además de los food trucks, hasta ahora son aquellos donde se venden pizzas, minutas y comidas rápidas (panchos por 80 pesos, hamburguesas por 150, entre otras), que son a donde más acuden los turistas que deciden salir y no cenar o almorzar en sus respectivos alojamientos.

Algunos valores:

En Avenida del Sol, el polo donde se concentra la mayor oferta gastronómica de la Villa, se puede conseguir un menú turista desde 350 (entrada, plato principal y postre); parrilladas desde $350; porción de cabrito –el plato tradicional de Merlo- a partir de $500; una gaseosa, aguas saborizadas desde $100 (envase chico). Cerveza de litro a $250; pinta de cerveza artesanal desde 150 a 200 pesos; pastas desde los 200 pesos. Una botella de vino a partir de los $170. Pizza desde los 300 pesos;  la docena de empanadas (para llevar), unos 400 pesos.

La porción de chivito y las parrilladas son los platos más elegidos por los visitantes,
pero también de los más compartidos.

 

El ahorro también se siente a la hora recoger las propinas.

Como de costumbre, los trabajadores aguardan expectantes la  temporada alta, donde se suele recaudar hasta el doble o un poco más de los sueldos. Esto, según los mismos mozos y camareros nos estaría pasando hasta la fecha, aunque “lo último que se pierde es la esperanza de remontar durante las semanas que faltan”, expresó Carlos, uno de los  meseros de un tradicional establecimiento gastronómico de Avenida del Sol.

 

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    87%
    13 votos
  • No Me Gusta
    0%
    0 votos
  • Me es indiferente
    13%
    2 votos
Dejar un comentario
Seguinos en Facebook
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento